UE estudia crear grupo para apoyar diálogo en Venezuela

La comunidad expresó su rechazo a “cualquier tipo de intervención militar”

Gilberto Carreño .- La Unión Europea (UE) va a “explorar” la creación de un “grupo de contacto” que facilite un proceso político entre el Gobierno de Venezuela y la oposición a fin de lograr una solución a la crisis que vive el país, sin contemplar “suavizar” las sanciones que actualmente aplica a modo de presión.

El anuncio lo hizo este lunes la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini en rueda de prensa del Consejo de ministros de la comunidad, tras su reunión sobre Venezuela.

“Esta política va a continuar. La UE no está buscando suavizar su posición sobre Venezuela de ninguna manera”, agregó la funcionaria al explicar que en la de ayer, los participantes “reafirmamos nuestra fuerte posición sobre la crisis política en Venezuela”, según informó la agencia EFE.

Mogherini dijo que la política de sanciones individualizadas a personalidades del Gobierno de Nicolás Maduro por haber “violado derechos humanos, principalmente derechos políticos”, “va a continuar”, pero que “por otra parte, también creemos que solo puede haber una solución política democrática a la crisis”.

“Por eso vamos a explorar la posibilidad de establecer un grupo de contacto para ver si se dan las condiciones para facilitar no una mediación -claramente no se dan las condiciones para eso- o un diálogo, sino un proceso político”, indicó la política italiana.

En concreto, se refirió a “una manera de estar en contacto con las diferentes partes”, no sólo el Gobierno sino también la oposición, e implicando a “algunos actores regionales internacionales”.

Mogherini advirtió “no crear expectativas”, ya que los ministros aún no han decidido la creación de ese grupo.

“Nos preocupa que, ante la falta o ausencia de un proceso político, las tensiones solo podrían empeorar (…) al igual que la situación del pueblo venezolano y de muchos cientos de miles de ciudadanos europeos”, expresó.

Rechazo al uso de la fuerza 

El ministro español de Exteriores y Cooperación, Josep Borrell, indicó por su parte que “no se trata de cambiar la política y abandonar las sanciones”, sino de intentar facilitar un proceso.

“La solución no puede ser si no es pactada democráticamente”, apuntó Borrel, tras asegurar que en el Consejo de ayer hubo, por unanimidad, un “rechazo a cualquier tipo de intervención militar, de uso de la fuerza en cualquiera de sus modalidades”.

“Ha quedado claro que muchos países consideran que hay que asociar ambas cosas: mantener la presión vía sanciones, exigencia de respeto a los derechos humanos”, insistió, según reporte de EFE.

Pronunciamientos en España 

Además de la posición oficial de España en el Consejo de la UE respecto a Venezuela, expresada por Borrell en Luxemburgo, otros pronunciamientos en la capital de ese país revelan el interés que despierta la situación venezolana en esa nación europea. Pocos días antes de la reunión de ayer en Luxemburgo, el secretario de Estado español para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia, defendió que los conflictos en Venezuela se resolverán “a través del dialogo” y no por la “imposición”.

“Desde la independencia, en América Latina, no hubo una resolución de crisis y conflictos por la imposición de sanciones, o por la fuerza”, había señalado de Laiglesia, en declaraciones divulgadas por la prensa internacional y que motivaron posiciones a favor y en contra en Venezuela y fuera del país.

Dirigentes de la llamada “línea dura” en Caracas, entre ellos María Corina Machado, expresaron fuertes críticas a esta posición. También en Miami, el llamado grupo Veppex (Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio), calificó de “inaudita” tal posición. Mientras que en Madrid, Pablo Casado, presidente del Partido Popular, el más importante de la oposición española, pidió al Gobierno de Pedro Sánchez que “se mantenga firme” ante el jefe del Estado venezolano, Nicolás Maduro.

El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *