El ministro ecuatoriano del Interior, Mauro Toscanini, defendió la decisión de solicitar pasaporte a los ciudadanos venezolanos para entrar en Ecuador donde, según cálculos del gobierno ecuatoriano,permanecen alrededor de 250.000.

“Hemos sido sumamente generosos con los venezolanos. En este momento han llegado cientos de miles (…) 250.000 se han quedado aproximadamente, pero han llegado aproximadamente un millón (…)hay que controlarlos de alguna manera”, manifestó Toscanini en entrevista para un medio ecuatoriano.

Subrayó que para el Gobierno de Ecuador, la decisión es “legal” y legítima, “porque un país soberano tiene derecho a poner ciertas condiciones, en este caso, en cuanto a migración”.

Comentó que este es un problema de movilidad humana que también tiene un carácter regional, por lo que “en algún momento tendremos que reunirnos los representantes de varios países y tomar cierto tipo de decisiones. Porque como se vislumbra la cosa, va a ir peor en Venezuela, pues se va a agravar”.