Luis Romero: “El gobierno y la abstención sepultaron el voto”

Vene/Report

El Secretario General de Avanzada Progresista, Luis Augusto Romero, consideró como un grave retroceso en las luchas democráticas el resultado de las elecciones municipales ocurridas el pasado 9 de diciembre. Atribuye la baja participación a la feroz campaña de demolición que el gobierno adelanta contra el voto, desde que salió derrotado en las elecciones parlamentarias del año 2015. Aunque también señaló al abstencionismo como uno de los factores determinantes en resultado electoral.
En tal sentido Romero expresó: “el gobierno actúa premeditadamente para promover la abstención, y hay un sector de la oposición que le sigue el juego para destruir lo que queda del tejido electoral y democrático en el país. Entre ambos están sepultando el voto y la democracia en Venezuela”. Sobre los porcentajes de participación el dirigente da AP, añadió: “el PSUV disminuyó sensiblemente su caudal electoral con respecto al pasado 20M, pero nuevamente, los sectores de la oposición democrática, no pudimos aprovechar esta magnifica oportunidad para derrotar al gobierno por las bases, lo cual sin duda, hubiese sido un golpe demoledor en el ya precario apoyo popular del gobierno. El ciudadano común desconfía de la eficacia del voto, de las condiciones electorales, del CNE y del gobierno en general. Y eso es comprensible y justificable. Ahora bien, esperar de un gobierno como este, condiciones optimas para una medición electoral, es un acto de ingenuidad. Siempre competiremos frente a este gobierno en franca desventaja, pero aun así lo hemos derrotado con la organización adecuada, pero por sobre todas las cosas con la movilización de la gente. En las recientes elecciones para la FCU de la Universidad de Carabobo, los estudiantes le dieron una paliza a la candidata del gobierno, lo derrotaron con organización, movilización y unidad. Obligaron al gobierno a utilizar el garrote del TSJ para arrebatar un triunfo incuestionable de los estudiantes. Esa barbaridad la comete el gobierno apenas unos días antes del proceso electoral municipal, con la expresa intención de fomentar la abstención, y evidentemente, les dio resultado. Hoy la FCU de la UC la dirige Marlon Díaz, quien es reconocido por las autoridades de la UC, y por la comunidad estudiantil como Presidente legítimo de la FCU. En conclusión, la sentencia del TSJ es inejecutable, pero se utilizó como una provocación para fomentar la indignación, la desesperanza y la abstención”.
Sobre las contradicciones y enfrentamientos entre sectores de la oposición que se reflejaron en algunos resultados del pasado 9D, agregó Romero: “El liderazgo debe ser un ejercicio responsable, coherente, cuando el ciudadano común observa contradicciones e inconsistencias entre el discurso y la acción política, se desmotiva, se molesta y castiga con la abstención. Partidos que promueven la abstención en un municipio, mientras llaman a votar en otros, abonan el camino a profundizar la brecha entre la dirigencia política y la ciudadanía”. Igualmente acotó: “debemos articular una estrategia común, no podemos permitir que la agenda política la marque el radicalismo, vienen situaciones muy complejas que ameritan un gran esfuerzo unitario por parte del quienes confluimos en la idea y en la convicción de que la salida a la grave crisis que aqueja al país, debe ser pacífica y constitucional. Pero que además debemos trabajar en conjunto con la comunidad internacional para articular una negociación política con el gobierno, que permita lo antes posible, un proceso electoral con todas las garantías que exige el respeto a la voluntad de los electores. El gobierno tiene la principal responsabilidad en la posibilidad de resolver esta profunda crisis en paz. Una subestimación de la potencial violencia que pudiera desatarse si no se logran restituir las garantías ciudadanas necesarias para abordar un proceso de negociación, puede desencadenar los demonios de una tragedia histórica que haría palidecer lo vivido hasta ahora por todos los venezolanos en estos últimos años”.
Finalmente señaló el Secretario General de Avanzada Progresista: “no practicamos el voluntarismo irresponsable, no somos ingenuos, sabemos al gobierno que enfrentamos, y sabíamos que íbamos a un proceso electoral muy complejo, muy difícil, pero nuestro compromiso con la defensa del voto es irreductible, y jamas hubiesemos abandonado a esos miles de venezolanos que dieron un paso al frente, que pusieron sus nombres a la orden para defender sus barrios, sus parroquias, sus municipios. Esos héroes de la democracia que con muy pocos recursos, la mayoría de las veces de sus bolsillos, financiaron sus campañas, con una gran valentía y un gran amor por Venezuela, para ellos nuestro respeto y profundo agradecimiento”.

venereport

Portal de noticias de Venezuela y el resto del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *