Leonardo Morales: no hay transición cerca pero sí nuevos actores buscando entendimiento político

 

Venereport.-

Leonardo Morales, integrante del Comité Ejecutivo Nacional de Avanzada Progresista, rompió el silencio  y  develó detalles del estatus de la oposición nacional frente al hermetismo que se ha impuesto sobre las reuniones de ciertos dirigentes políticos y personalidades con representantes de EEUU y OEA, donde participan tanto opositores como  los  autodenominados “Chavismo originario”, también se refirió a los  acercamientos de representantes de la oposición radical y abstencionista con el entorno del Primer Mandatario, movimientos que han hecho resurgir la esperanza de una “transición” para muchos, de eso hablamos con el dirigente del partido azulgrana.

“De transición se viene hablando desde hace ya bastante tiempo, son muchos los voceros que han venido anunciando la transición, hay unos que se ungen como adalides de la transición. En fin,  todo esto lleva ya mucho tiempo. Al día de hoy y en vista de las circunstancias que han venido ocurriendo en el país, yo he venido insistiendo en que si de alguna cosa estamos lejos hoy día es de una transición, una transición democrática”, sentenció el progresista.

“En Venezuela, algunos creen que con el simple hecho de que haya una presión importante en el campo internacional, en la comunidad internacional, Venezuela sea producto de una transición, otros piensan que por la propia crisis económica que vive el país, que ella por si sola garantiza una transición”, cuestionó el también profesor universitario de la UCV.

Según Morales,  ninguna de estas realidades está aislada, ni produce ningún tipo de  transición por si sola, pero además de esos dos elementos, que efectivamente están presentes,  “Venezuela atraviesa una crisis crónica muy severa, muy fuerte, muy dura, pero también es verdad que hay una comunidad internacional que ha venido tomando una serie de sanciones contra las personalidades del Gobierno e iniciativas para intentar que se produzca en Venezuela un cambio político y una vuelta a la democracia”, señaló el politólogo.

“Todo eso es verdad, pero también es cierto que no tenemos en Venezuela condiciones para que efectivamente se produzca una transición. En primer lugar no tenemos un país movilizado, más bien el país está angustiado por la crisis económica, está angustiado por conseguir bienes esenciales, está preocupadísimo por conseguir medicinas, etc. Pero por otro lado, tampoco se observa en el panorama la existencia de una oposición unida con un proyecto de país único que permita que efectivamente se conjuguen un conjunto de elementos para garantizar la transición”, apuntó Morales.

“Si a todo esto sumamos que no hay  ningún interlocutor vinculado a los sectores del Gobierno que esté oyendo ó compartiendo con la oposición algunas de sus ideas, bueno…  difícilmente se produzca en Venezuela una transición. Al día de hoy, visto el panorama, y teniendo claro que hay una fragmentación  enorme de la oposición, lo que si podemos decir es que en Venezuela se está viviendo, lo que se denomina, en los términos de los líderes de la transición, una re-consolidación del Régimen”, argumentó el dirigente progresista.

“Una re-consolidación que va a reconstruir a un Régimen que efectivamente va a vivir con algunos desniveles de estabilidad  y perturbaciones. Por lo que insistir en la transición no me parece. Digamos que forma parte de un lenguaje que ha adquirido la oposición sin estar absolutamente segura de que esté cercana a ello”, indicó el opositor.

“Que haya diálogo, que haya negociación, es un elemento que en política nunca debe de descartarse. El Gobierno está buscando mecanismos que permitan una negociación, el Gobierno tiene preocupación y angustia por las presiones que está teniendo a nivel internacional. El conjunto de medidas que tanto en Europa y Estados Unidos se han adoptado en contra del Gobierno  angustian al Gobierno, por esa suerte de camisa de fuerza que les colocan para poder implementar  políticas de orden económico”, precisó Morales.

“La oposición también tiene que estar muy interesada en buscar una salida negociada, está demostrado que muchas veces estos grandes problemas que atraviesan las naciones, se resuelven a través de una negociación política que intente re-institucionalizar al país, y permita  exactamente dar con  salidas democráticas. Creo que si se abre una salida de esa naturaleza, se establece una agenda previa acerca de los objetivos que se pretenden, es posible que en un tiempo prudencial, Venezuela inicie un proceso político interesante e importante, que pasa necesariamente en primer lugar por el reconocimiento de la Asamblea Nacional electa en 2015”, sentenció el politólogo.

Para el dirigente de Avanzada Progresista, “El Gobierno debe entender que esa Asamblea Nacional que eligió el pueblo en 2015 tiene legitimidad para asumir aquellas funciones que establece la Constitución venezolana. De igual manera, a la oposición le corresponde oír reposadamente aquellas solicitudes que el Gobierno lleve a esa Asamblea Nacional para que se debata y sea del conocimiento público de todo el país”.

“En primer lugar hay que decir que hay movimientos políticos de todo tipo, ya tuvimos anuncios de que el llamado Grupo de Boston comenzó a reunirse y se han incorporado nuevos actores,  unos nuevos diputados, de modo que pudiéramos, como lo planteo en una oportunidad, constituir una mesa de ideas que pudiera ir acercándonos a propuestas que pudieran ser satisfechas, tanto por el sector opositor como por el sector del Gobierno”, espetó el de Henri Falcón.

“Así mismo, estuvo el senador Bob Corker en Venezuela, y se reunió con factores de la oposición y del Gobierno, todo eso apunta a que efectivamente busquemos una salida al problema. Bueno, y no solamente se trata del Grupo de Boston y el senador Corker, también la Sra. María Corina Machado quien había anunciado que era absolutamente inútil imaginarse una reunión ó una negociación con el Gobierno, ella misma ha dicho al país que se está reuniendo con algunos sectores del chavismo, del madurismo, lo cual indica que hay cambios en esta oposición radical y extremista que ha entendido que cualquier cambio político en el país pasa por conversar con los otros actores que están en la mesa. En Venezuela no habrá cambios significativos de importancia en la medida en la cual los actores no se reconozcan los unos a los otros”, argumentó acucioso el dirigente opositor.

“Ese grupo de Bostón se creó en los tiempos de Chávez, es un grupo donde estaban involucrados diputados del oficialismo y diputados de la oposición, en este momento se mantienen los mismos integrantes de la vez pasada solo que se han incorporado nuevos actores nuevos diputados, en el caso de Avanzada Progresista, el diputado Leonardo Regnauld va a estar  presente allí y hay otras personalidades no vinculadas al Parlamento que han sido invitadas  por el Grupo de Boston”, dijo el también profesor de la Escuela de Comunicación Social de la UCV.

Finalizó reconociendo el trabajo que viene realizando “El Programa de Entendimiento Nacional que dirige la Profesora Eglée González Lobato y donde está como consultor Carlos Raúl Hernández” y se refirió a la labor que han venido realizando ellos en esa materia, buscando efectivamente mecanismos que permitan crear canales de vinculación y de relación entre distintos actores  que tienen vida política en el país.

 

 

 

 

 

Venereport/BAE

venereport

Portal de noticias de Venezuela y el resto del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *