Las sanciones de EE. UU. contra Irán entran en vigor

El resto de firmantes del acuerdo nuclear con Irán rechazado por Trump –Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania– están buscando fórmulas para salvar el acuerdo y mantener el comercio y las compras de crudo iraní.

La nueva tanda de sanciones de EE. UU. contra Irán como consecuencia de la retirada de Washington del acuerdo nuclear de 2015 entró hoy (05.11.2018) en vigor, y penalizará la venta de petróleo iraní, las transacciones financieras con su Banco Central y el sector portuario del país.

Las medidas, que entran en vigor a las 05:00 GMT del 5 de noviembre, estarán dirigidas sobre todo contra el sector petrolero y bancario iraní, claves para su economía, por lo que Washington espera que obliguen a la República Islámica a hacer concesiones.

Penalizar a las empresas de terceros países

Estados Unidos también quiere penalizar a las empresas de terceros países que hagan negocios con Irán. Los medios estadounidenses informaron que Washington podría admitir temporalmente como excepción la compra de petróleo iraní a algunos países como China, India, Japón, Corea del Sur y Turquía. Sin embargo, el secretario de Estado Mike Pompeo dejó claro que los europeos no estarán incluidos en esa lista, que se dará a conocer el mismo lunes.

El carácter extraterritorial de las sanciones ha forzado ya a muchas empresas de otros países fuera de EE. UU. a abandonar sus negocios y contratos en Irán, como la petrolera francesa Total.

Estados Unidos abandonó en mayo el acuerdo nuclear firmado en 2015. El pacto obliga a Teherán a renunciar a la fabricación de armas atómicas a cambio de un alivio de las sanciones económicas. Sin embargo, el presidente Donald Trump decidió abandonarlo porque acusa al país persa de apoyar a organizaciones terroristas en Oriente Medio, entre ellas la milicia libanesa Hizbolá, el movimiento radical palestino Hamas, los rebeldes hutíes en Yemen o el Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad.

FEW (EFE, dpa)DW

venereport

Portal de noticias de Venezuela y el resto del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *