AVANZADA PROGRESISTA SE PRONUNCIA POR EL CAMBIO DEMOCRÁTICO EN PAZ

VeneReport

A través de un comunicado enviado a los medios, el partido Avanzada Progresista, se pronunció por un cambio democrático y en paz en Venezuela. A continuación el comunicado:

El Comité Ejecutivo Nacional de Avanzada Progresista, visto que la única respuesta del régimen que encabeza Nicolás Maduro al dramático agravamiento de la situación política, económica y social del país es un severo incremento de la represión y el uso de grupos paramilitares para sofocar la justa protesta popular, reitera su férrea oposición a este sistema depredador, corrupto y represivo, a la vez que manifiesta su firme compromiso con el cambio democrático en paz que la inmensa mayoría de los venezolanos anhela.

En primera instancia, deploramos el uso de las inhabilitaciones administrativas como vía de supresión política de los derechos ciudadanos y rechazamos con vigor el inconstitucional allanamiento de la inmunidad parlamentaria del presidente (e) Juan Guaidó y su absurda inhabilitación.

La población venezolana está sometida a un proceso de deterioro sistemático de su calidad de vida, llegando nuestra gente a condiciones de subsistencia desconocidas en este país. Al desastre catastrófico de todos los servicios públicos, producto de años de abandono, impericia y robos de todo tipo, se le unen ahora situaciones sofocantes a nivel internacional que han hecho de la cotidianidad de la ciudadanía un calvario que, para colmo de males, solo promete empeorar.

Así como propusimos hace tres semanas que la ayuda humanitaria encontrase vías de acceso a través de la Cruz Roja internacional y la ONU, como felizmente ocurrió, hoy levantamos la propuesta de intercambiar petróleo por alimentos y medicinas, a efectos de evitar que siga recayendo sobre el grueso de la población, el enorme fardo que representa la escasez y la hiperinflación, tal como se aceptó que se importara gasoil para garantizar el funcionamiento de algunas plantas termoeléctricas. Por encima del aferramiento al poder de Nicolás Maduro, urge un acuerdo nacional para frenar ya las más conspicuas iniquidades que padecen nuestros menores y nuestros mayores. Este drama social no soporta más dilaciones. En definitiva, nuestra pelea es por el bienestar de las grandes mayorías.

Caracas, 1° de abril de 2019

En lo político, nuestro partido ha dado su contribución con la participación de su militancia en todo el país, así como en la Asamblea Nacional, en cada uno de los actos celebrados desde que se inició el nuevo periodo legislativo bajo la presidencia de Juan Guaidó. Aprobamos su juramentación en el entendido de que era la mejor vía para asentar las bases nacionales e internacionales de su reconocimiento.

Avanzada Progresista, sus cuadros y su militancia, somos un partido comprometido con el cambio democrático. Desde su fundación, todos nuestros actos y posiciones políticas han estado encaminados a empujar ese cambio transitando una vía pacífica, constitucional, democrática y electoral, con una clara vocación unitaria. Lamentablemente, no hemos podido ahorrarnos tener que poner nuestra cuota de militantes asesinados, detenidos y torturados en todos estos años de dictadura. Tampoco nuestras sedes partidarias han salido incólumes.

En Avanzada Progresista coincidimos con el presidente Guaidó en que para sacar al país de la crisis deben considerarse todas las opciones. Siendo así, entonces el diálogo, el acuerdo, el entendimiento y la negociación, también están en la agenda. Es indispensable ofrecer definiciones claras que orienten a nuestro pueblo para evitar repetir errores recientes que todos hemos cometido.

Para nosotros y para el mundo, la Asamblea Nacional es la única rama del Poder Público venezolano que reúne todos los requisitos para ser considerado enteramente constitucional, de manera que su comportamiento es vital y el cuidado de sus decisiones trascendental. En este sentido, alertamos contra el uso caprichoso del artículo 187 numeral 11 de la Constitución que sectores extremistas, buscando debilitar el liderazgo de la AN y de Guaidó mismo, presentan como la invitación a una intervención militar extranjera, que en cualquier caso nuestro partido rechazaría de plano, cuando a lo que autoriza la Constitución es a aceptar el ingreso de una misión militar de ayuda.

La comunidad internacional le ha dado un apoyo muy importante al sector democrático de la lucha política en Venezuela, circunstancia feliz que hay que proteger y expandir. Firmes en la creencia del estricto carácter nacional de la soluciones de nuestros conflictos, no hacemos abstracción del alto perfil geopolítico de nuestra crisis, vista nuestra posición geográfica, nuestra historia y nuestra condición de país petrolero. Consideramos como tema central darle

mayor relevancia a las propuestas de la Unión Europea y el Grupo de Contacto, absolutamente coincidentes con nuestra vocación de paz, al proponer una salida amplia, con un proceso electoral competitivo y un gobierno de transición, tan caros a nuestras propuestas.

Así como somos firmes en la condena de una intervención o presencia militar extranjera de cualquier signo, también los somos ante la existencia de un número indeterminado de cubanos en suelo patrio en cifras peligrosamente secretas. No queremos injerencia internacional de nadie, salvo que sea para la paz y los acuerdos.

Toda estrategia, para validarse, debe ser sometida al arbitrio de la cambiante realidad. Avanzada Progresista manifiesta que las consignas “Cese a la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres” que han recibido nuestro más ferviente apoyo, constituyen propósitos que han estado siempre dentro de nuestros objetivos políticos. Reflexionar sobre su mejor forma de aplicarla y hasta de reorientarla forma parte de la cotidianidad de la lucha política, sin temores ni chantajes.

Nicolás Maduro apela a la violencia, a la confrontación armada, a la persecución y a la judicialización de la política como mecanismos de solución de esta grave crisis, conducta que Avanzada Progresista cuestiona enérgicamente. No hay que pisar el peine de la violencia que nos lanzan los extremismos. Nos quieren llevar a situaciones que implican sacrificios y riesgos innecesarios. No resulta políticamente útil ni materialmente conveniente exponer a una población indefensa a la violencia policial, militar y de paramilitares oficialistas. La lucha pacífica de las masas, grandes manifestaciones o conscientemente segmentadas, amén de una creativa estrategia de protestas de todo tipo contra lo inmediato y por lo trascendente, le dificulta al régimen adelantar su sanguinaria propuesta de pacificación entendida como sumisión ante un sistema artero.

Este es un momento de reflexión, de unidad, de suma. Es un momento crucial para la paz, para la democracia, para la vigencia de la Constitución y sobre todo para la salida electoral. Siempre hemos abogado por lograr la más amplia base de consensos y apoyos a las decisiones tomadas y por tomar. Nuestros modestos recursos están a la disposición del pueblo venezolano.

El Comité Ejecutivo Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *