ARIGlobal: Nancy Pelosi y la Democracia

Espacio de reflexión sobre la realidad internacional a cargo de docentes e investigadores vinculados al postgrado de relaciones internacionales y globales de la UCV.  Opiniones, comentarios y reflexiones sobre distintos temas de la agenda internacional y de las relaciones exteriores de Venezuela que combina lo interméstico y global.

Por Seny Hernández Ledezma (*)

Con la victoria de los miembros del Partido Demócrata en las últimas elecciones de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, se puede afirmar que triunfó la Democracia Social, si consideramos la ideología que sustenta a ese partido y los planteamientos recogidos en el discurso pronunciado por la Presidenta de dicha Cámara, el pasado 3 de enero. Este discurso se convierte en un documento fundamental que al parecer orientará la política que adoptará la Cámara, presidida por Nancy Pelosi, quien como señalan diversos medios de comunicación, a los 78 años de edad se ha convertido en la mujer más poderosa e influyente del país.

De conformidad con los resultados electorales, la nueva Cámara integrada por 435 miembros en representación de los 50 estados, es multicultural por razones étnicas y religiosas y está constituida por la mayor cantidad de mujeres en la historia de la institución.

La política progresista que recoge el documento busca “redimir la promesa del Sueño Americano” para cada familia llevando el progreso a todas las comunidades del país. Pelosi destaca el carácter sagrado que le confiere la Constitución, cuando cada dos años se reúnen en el “templo” de la democracia; es decir, el Capitolio de Estados Unidos y además interpreta que el servicio público es un “llamado noble”, que debe realizarse con verdadero amor y dirigirse a alcanzar el mayor bienestar de todos.

Como punto central de la democracia social, destaca el sistema de balances y equilibrios constituidos por los tres poderes públicos fundamentales: el Poder Legislativo, el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial y establece como rol fundamental del primero los resultados para la gente orientados hacia la generación de oportunidades y al mejoramiento de las condiciones existenciales. En una democracia son las leyes las que deben gobernar y el espíritu de las mismas debe promover y recoger esos resultados, sin manipulaciones acomodaticias. En ninguna parte del discurso hubo referencias al Presidente Donald Trump, ni a su política gubernamental, lo que si se enfatiza es la construcción de una economía que le brinde a los ciudadanos las herramientas básicas para triunfar como: educación pública, el desarrollo de la fuerza laboral, los empleos bien remunerados y las pensiones seguras.

Lee también  ARIGlobal: España en su laberinto

Valora así mismo el respaldo que debe dársele a la clase media y la considera-recordando a Aristóteles- la columna vertebral de la democracia. Destaca el papel de las políticas sociales para garantizar el derecho a la vida en las áreas de protección, de seguridad y de salud pública, mediante la reducción de los costos de atención médica y de los precios de los medicamentos.

Otro aspecto esencial se refiere a la crisis climática que existe en el mundo, la cual se manifiesta en desastres naturales y requiere de la intervención estatal, de la acción decidida de los ciudadanos organizados, de la ciencia, de la ética y del uso de tecnologías sustentables para contrarrestar los efectos nocivos que se vienen produciendo.

Así mismo se plantea una gran preocupación por el auge del terrorismo y de la violencia en el mundo. Los demócratas dirigidos, por Nancy Pelosi, saben lo que requieren hacer. Ojalá que el contenido del discurso no se quede en letra  muerta, ni sea solamente la expresión de buenas intenciones.

En relación con los recientes acontecimientos en Venezuela, la juramentación de Juan Guaidó como Presidente de la República “encargado” y la fuerte represión de las manifestaciones, Nancy Pelosi declaró por la red social twitter su apoyo al pueblo que está en contra del gobierno autoritario de Nicolás Maduro, valorando la defensa de la democracia y el respeto a los derechos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *