“Ahorita no hay posibilidad de llevar nada de diálogo”

El Grupo de Boston explicó que el negociador Jill Tull organizaría unas mesas para hacer un diagnóstico del país y dar soluciones

La noticia sobre la visita al país del estadounidense experto en negociación Jill Tull, la próxima semana, para intentar un nuevo diálogo entre el gobierno y la oposición venezolana despertó resquemores, dudas e incertidumbre otra vez entre representantes de la oposición y el gobierno.

Un integrante del Grupo de Boston aclaró que el negociador estadounidense viene, pero no a promover un diálogo en el país. La fuente, que prefirió no ser identificada, argumentó que lo conversado hasta ahora es hacer unas mesas para el debate de ideas para dar un diagnóstico de la situación y para que se planteen soluciones a los problemas de Venezuela.

Explicó que esas mesas de trabajo serían más que todo entre “nosotros mismos”, pero han evaluado la idea de llamar a expertos en distintas áreas, como la social y la económica.

El trabajo de Tull estará sujeto a la consecución de financiamiento para sus honorarios. La fuente reveló que hasta los momentos los recursos no se han conseguido, pero está claro que no es conveniente que los honorarios sean costeados por la oposición o el gobierno. Por ese motivo esperan a ver si alguna organización internacional está dispuesta a financiar ese proceso.

Dijo que hasta ahora no se le ha pagado nada. “Él viene a conversar con el grupo y va a calcular cuánto cuesta eso. Es el embrión de una idea que surgió cuando nos reunimos con el senador Bob Corker”. Recordó que Tull ya ha trabajado en Venezuela y fue en 2002 cuando se constituyó el Grupo de Boston y estuvo en la negociación para el referéndum que ganó el presidente Hugo Chávez.

La fuente afirmó: “Como dice la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini: ahorita no hay posibilidad de llevar nada de diálogo”.

Aclaró que el Grupo de Boston no tiene capacidad, ni los de la oposición como tampoco los del gobierno, de obligar a una parte u otra a un diálogo. Precisó que los integrantes de la oposición que están en este grupo no son parlamentarios ni representantes de partidos.

Reiteró que lo planteado es hacer proposiciones para que tanto el gobierno como la oposición reconozcan la situación que hay. “No hay capacidad de que representemos nada, por lo menos, de la oposición. Tratamos de obrar a favor de la posibilidad de que haya elementos por los cuales el gobierno y la oposición pudieran ponerse de acuerdo; por supuesto, es un deseo, una acción de voluntad”.

Elecciones libres

El secretario general de AD, Henry Ramos, reiteró que no habrá diálogo con Nicolás Maduro. “El gobierno ha intentado acercarse, sin éxito, a varios dirigentes de la oposición porque sabe la tragedia que se le viene encima”.

En una asamblea de vecinos en Tucacas, Falcón, aseguró: “Si llega el momento en el que haya que establecer una conversación, tiene que ser primero sobre acuerdos previamente convenidos: uno de los cuales es el proceso electoral fiable y en un plazo razonable. No es que vamos a hacer las elecciones mañana a primera hora para que el gobierno te agarre de sorpresa y con los pantalones en los tobillos. Nadie de la oposición se va a sentar con el gobierno, a menos que sea para hacer elecciones libres”.

Agregó: “No hay diálogo porque no están dadas las condiciones. Lo hemos intentado tres veces. Lo intentamos cuando fuimos al célebre debate en el Palacio de Miraflores. El segundo intento fue cuando vino monseñor Celli, instancia que también murió porque el gobierno no hizo nada, y la tercera vez fue en República Dominicana”.

Ascensión Reyes/El Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *